VISITA DE CANCILLER AZERÍ “PREOCUPA” A ARMENIOS

El presidente José Mujica recibió al canciller de Azerbaiyán, Elmar Mammadyarov. El canciller azerí llegó esta mañana a nuestro país para iniciar una visita oficial que durará un día. La visita despertó la preocupación de la comunidad armenia uruguaya.

 

El canciller azerí será recibido también por el ministro de relaciones exteriores uruguayo Luis Almagro, por el vicepresidente Danilo Astori y por el presidente de la Cámara de Diputados Jorge Orrico.

Mammadyarov vendrá acompañado por empresarios azeríes que mantendrán una reunión a la que están invitados los ministros de industria y ganadería y el presidente de Ancap.

La visita del canciller azerí despertó la preocupación de la comunidad armenia uruguaya, ya que Armenia y Azerbaiyán están en conflicto desde 1918 por el territorio de Nagorno-Karabagh.

Federico Waneskahian, integrante de la organización Causa Armenia del Uruguay, dijo a No toquen nada (Océano FM) que esta visita se presenta como comercial, pero esconde un objetivo político. “Si bien es un hecho normal la visita de una canciller entre dos países que se proponen mantener relaciones bilaterales y el objetivo de la visita son las relaciones comerciales, también tiene un fin político que apunta modificar la postura de Uruguay sobre el conflicto Nagorno-Karabagh. Esta visita viene como parte de un proceso que se inició hace un par de años cuando Azerbaiyán comenzó a abrir embajadas en Latinoamérica, con países con los que no tenía relación, pero que habían tomado posición sobre este asunto”, señaló.

Waneskahian explicó que Uruguay ha mantenido una postura favorable a una resolución pacífica del conflicto. “En el año 91 y también en el 96, el Parlamento de Uruguay ha sacado declaraciones respecto a fortalecer los pasos para una resolución pacífica, pero estos últimos dos años hubo pronunciamientos más fuertes de Uruguay, en la medida que el proceso de negociación ha tambaleado en algunos aspectos. También hubo una importante declaración del canciller Almagro en su última visita a Armenia, donde establece que la autodeterminación en este caso es un tema muy importante, porque la población de de Nagorno-Karabagh no es una población trasplantada, y tiene que poder decidir sobre su futuro”, afirmó.

La comunidad armenia convocó a sus integrantes y a la sociedad uruguaya a una concentración en la explanada del edificio anexo del Palacio Legislativo a partir de las 15:30 horas, hora en la que se prevé la reunión del canciller azerí con el vicepresidente Danilo Astori.

La comunidad armenia espera que los principios que guían la postura histórica del gobierno uruguayo no se debiliten por el interés comercial entre los países. “Es la primera vez que viene un representante de este rango de Azerbaiyán, nosotros entendemos que tiene que ver con la importancia que ha tomando Latinoamérica en el contexto mundial y con los pronunciamientos de Uruguay. Tenemos una confianza total en que estos pronunciamientos que se basan en principios y no intereses comerciales”, expresó.

La historia del conflicto

Según un comunicado del Senado, en 1921 Stalin separó la región de Nagorno-Karabagh de Armenia y se la entregó a Azerbaiyán como forma de congraciarse con los pueblos turcos. Cerca de 100.000 armenios de un día para otro fueron gobernados por una cultura completamente diferente.

En 1988, en momentos de mayor apertura soviética, los armenios de esa región autónoma hicieron una solicitud para anexarse a la entonces República Socialista Soviética de Armenia. Como consecuencia las autoridades de Azerbaiyán iniciaron una persecución racial contra la población armenia que vivía en distintas ciudades de ese país.

Después de la caída de la Unión Soviética este conflicto se magnificó. El gobierno de Azerbaiyán se apoderó del armamento soviético y lo utilizó contra la población civil de Nagorno-Karabagh.

La población de Nagorno-Karabagh comenzó a organizarse con el apoyo de Armenia y logró contener el avance azerí y recuperar el territorio que históricamente había sido parte de la región de Nagorno-Karabagh.

En 1991 ese territorio se declaró independiente. En 1994, después de un conflicto sangriento que generó miles de desplazados y 30.000 muertos, se firmó un alto al fuego entre las tres partes involucradas (Azerbaiyán, Nagorno-Karabagh y Armenia).

Este alto al fuego es el que se mantiene hasta hoy. El proceso de negociación lo está llevando adelante el Grupo de Minsk (copresidido por Francia, Estados Unidos y Rusia) de la Organización para la Seguridad y Cooperación de Europa.

Hoy las negociaciones se encuentran estancadas y con la parte azerí amenaza a tomar por la fuerza ese territorio que entiende es parte de su integridad territorial. Azerbaiyán no reconoce al gobierno de Nagorno-Karabagh en las negociaciones porque lo considera parte de su territorio.

Sin bien Armenia no reconoce el gobierno de Nagorno-Karabagh, existen lazos de cooperación frecuente y una unión monetaria, entiende que el pueblo de Nagorno-Karabagh, étnicamente armenio, tiene que decidir a partir de su derecho a la autodeterminación y soberanía cuál será su futuro.

Mientras tanto, la República de Nagorno-Karabagh lleva 20 años de vida independiente. Este mes se realizaron elecciones presidenciales. Tiene un parlamento conformado y uno de los índices de democracia más altos de todo el Cáucaso.

http://180.com.uy/articulo/27738_Vista-de-canciller-azeri-preocupa-a-armenios

||| RESUMEN |||

La nota presenta un buen manejo de datos históricos y de contexto local, y cita fuentes de cada una de las informaciones desarrolladas. Construye un sólido planteo de la cuestión de Nagorno Karabagh basado en fuentes diversas, y los conecta con un correcto planteo de la posición de Uruguay al respecto.