VISITA ARRUINA NUEVO TRATO CON AZERBAIYÁN

Sección: NACIONAL

Visita arruina nuevo trato con Azerbaiyán

La presencia en Nagorno aumentó la tensión en la región

La molestia que provocó en el gobierno de Azerbaiyán una visita de diputados a Nagorno Karabagh (territorio en disputa entre Armenia y Azerbaiyán) pone en riesgo una incipiente estrategia comercial de la Cancillería que ve en ese país un gran potencial pero que a su vez puede constituirse en puerta de entrada al Cáucaso sur, Asia Central y Mar Caspio.

La dura queja que trasmitió Azerbaiyán al gobierno uruguayo exigiendo explicaciones fue producto de la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Orrico (Frente Amplio), y los legisladores Ruben Martínez Huelmo (FA), Ricardo Planchón (Partido Nacional, Richard Sander (Partido Colorado) y Daniel Radío (Partido Independiente) en Nagorno Karabagh.

“La visita sin permiso del Gobierno de Azerbaiyán a los territorios ocupados por Armenia es un acto ilegal”, afirma. Señala que “es un golpe directo a las sensibles negociaciones y al proceso de paz, aumenta la tensión en la región y orienta los procesos hacia una dirección muy peligrosa que puede conducir a desastres ni siquiera imaginables por los legisladores uruguayos”, advierte.

La visita de los legisladores provocó un fuerte malestar en Cancillería, donde se había trazado una estrategia de acercamiento hacia Azerbaiyán. En setiembre, Uruguay XXI elaboró un documento sobre Azerbaiyán en el que destacó las posibilidades comerciales que ofrece ese país. Además, el mes próximo el presidente de Ancap, Raúl Sendic, tiene programada una visita para explorar negocios en materia de gas y petróleo.

||| ACLARACIÓN ||| Una vez que todos los medios de prensa de Azerbaiyán hicieron pública la firme respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, EL PAÍS publica que “la visita de los legisladores provocó un fuerte malestar en Cancillería”, lo cual refleja que el autor de la nota no consultó ni siquiera las fuentes más elementales.

En julio, el presidente José Mujica recibió al canciller de Azerbaiyán, Elmar Mammadyarov, quien llegó el país en el marco de una gira por Sudamérica. Según el parte de prensa dado por Presidencia de la República, “uno de los objetivos de la misión de Azerbaiyán es generar negocios en Uruguay, en particular vinculadas con los agronegocios. En ese contexto, en la reunión se trataron temas relacionados con la energía”. El canciller presentó a Mujica una carta del presidente de Azerbaiyán, invitándolo a visitar su país.

Fue la primera visita en la historia de una delegación oficial de Azerbaiyán, al que Uruguay ve como un potencial socio estratégico que puede abrir un millonario mercado regional. En los últimos diez años, Azerbaiyán, con 9,2 millones de habitantes, creció a un ritmo de 13% en promedio, con un PIB per cápita de US$ 6.832. Su poder se basa en la extracción de petróleo y el desarrollo de industrias afines, la construcción de maquinarias, el refinado de crudo, textiles y químicos. La agricultura representa un tercio del producto interno bruto (PIB) de ese país.

http://historico.elpais.com.uy/121117/pnacio-676257/nacional/visita-arruina-nuevo-trato-con-azerbaiyan/

||| RESUMEN |||

La noticia es un cúmulo de errores y versiones sin sustento real. Si bien es un derecho del medio o del periodista afiliar su posición a la del regimen del presidente Aliyev, los lectores merecen un manejo profesional de la información. Desde el título la nota induce a error, ya que da por hecho la existencia de un “trato”, y el fracaso del mismo. Ninguna de las dos cosas ha sucedido hasta ahora. Si se trata de un pronóstico, sería razonable que fuera expresado en condicional. La afirmación “la presencia en Nagorno aumentó la tensión en la región” refleja una ponderación de los hechos más parecida a la propaganda oficial de Azerbaiyán que a un juicio periodístico. La Embajada de Azerbaiyán intentó con la declaración adjudicar la tensión en la región a la visita de diputados uruguayos, como un elemento de distracción frente a elementos objetivamente responsables de la tensión en la región, entre los que se pueden citar: el aumento de un 2100% en cinco años de las violaciones al cese al fuego por parte de Azerbaiyán, el incremento de su presupuesto militar 20 veces en 8 años, o el reciente indulto y condecoración por parte del presidente de Azerbaiyán a Ramil Safarov, condenado a cadena perpetua en Hungría por decapitar a un teniente armenio mientras éste dormía, en el marco de un curso de inglés de la OTAN.