El Consejo Nacional Armenio de Sudamérica realizó su primer banquete anual de camaradería, destinando todo lo recaudado en esta oportunidad a asistir a la comunidad armenia de Siria.

Los preparativos de meses se coronaron con éxito cuando el 8 de enero, en el salón del Hotel Conrad del reconocido balneario uruguayo Punta del Este, se realizó el banquete benéfico, contando con la presencia de invitados de las colectividades armenias de Argentina, Uruguay y Brasil.

A este evento brindaron su total apoyo el Prelado de la Colectividad Armenia del Uruguay, Arzobispo Hagop Kelendjian y el Embajador de la República de Armenia, Exmo. Vahagn Melikian, quienes estuvieron presentes y transmitieron su mensaje.

Arzobispo Kelendjian en sus palabras subrayó el hecho que, sin perjuicio de  los trabajos de Consejos Causa Armenia, que principalmente se enmarcan dentro de la esfera política, este tipo de iniciativas tomadas por su parte no solamente son encomiables y alentadores, sino que abren una nueva página en nuestra región, en el marco de los trabajos de Causa Armenia, realizando también el patriótico trabajo de extender una mano a los armenios de Siria, quienes están viviendo  momentos críticos.

Por su lado, el Embajador Vahagn Melikian puso énfasis en la importancia de realizar trabajos consustanciados, especialmente considerando éste primer e imprescindible esfuerzo del Consejo Causa Armenia, como el principio de las iniciativas que se realizaran en los próximos años, para las cuales prometió brindar su incondicional apoyo y colaboración.

El Director del Consejo Nacional Armenio de Sudamérica Hagop Tabakian en sus palabras hizo énfasis en convertir éste tipo eventos en tradicionales y destinarlos para los trabajos de Causa Armenia,  que debe afrontar grandes desafíos, especialmente estos últimos dos años, donde los turcos y azeríes en nuestra región actúan fuertemente,  probando con su poderío económico, ganar la voluntades de los políticos y entorpecer nuestros trabajos.

Durante el banquete benéfico se mostró un vídeo donde quedaba plasmada la difícil realidad en la que viven los armenios de Siria, especialmente los que viven el Alepo.

El evento tuvo también su parte artística, donde actuaron el tenor de Sodre Hagop Boyadjian, el kemanchista Nshté Boyadjian y el pianista Alejandro Sarkisian, aportando un especial brillo a la velada.

Garo Hekimian