Actividades, Comunicados

Comunicado de la Colectividad Armenia del Uruguay

El 20 de febrero de 1988, 33 años atrás, el Soviet Supremo del entonces Óblast (provincia) Autónomo de Nagorno Karabagh aprobó una resolución solicitando la transferencia de su administración, desde […]

El 20 de febrero de 1988, 33 años atrás, el Soviet Supremo del entonces Óblast (provincia) Autónomo de Nagorno Karabagh aprobó una resolución solicitando la transferencia de su administración, desde la RSS de Azerbaiyán la RSS de Armenia. La resolución se produjo en total acuerdo con el marco constitucional soviético vigente y como respuesta a la demanda de cientos de miles de ciudadanos organizados en un movimiento pacífico y democrático, reclamando por su derecho a la autodeterminación.

Como respuesta a la reivindicación pacífica de sus derechos constitucionales por parte de los ciudadanos de Nagorno Karabagh, el liderazgo de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán organizó pogromos anti armenios en las principales ciudades de Azerbaiyán (Sumgait, Bakú, Kirovabad), forzando al exilio a cientos de miles de ellos.

El pueblo de Nagorno Karabagh – Artsaj, según su nombre armenio- continuó adelante con su demanda por el ejercicio de su derecho a la autodeterminación, y en estricto cumplimiento con la legislación soviética, se declaró independiente de la Unión Soviética el 2 de setiembre de 1991, declaración refrendada por la aplastante mayoría de su población mediante referéndum.

En estos 33 años, la población de Artsaj (Nagorno Karabagh) debió pagar un alto precio para conquistar y reafirmar una independencia que aún no ha sido reconocida internacionalmente: pogromos (1988-1991), deportaciones, y tres guerras de agresión por parte del ejército regular de Azerbaiyán (1991-94, 2016, 2020), la última de las cuales contó con la participación directa de las fuerzas armadas de Turquía y de mercenarios reclutados entre organizaciones terroristas. El bombardeo sistemático a infraestructuras y poblaciones civiles con armamento prohibido a nivel internacional hizo patente la permanente amenaza de aniquilación que enfrentan sus habitantes.

A pesar de ello, han construido una república democrática -la República de Artsaj- que aspira a que su independencia sea finalmente reconocida por la comunidad internacional, como forma de garantizar la seguridad y el derecho a la vida de su población.

En ocasión de un nuevo aniversario del 20 de febrero de 1988, que representa la expresión libre, pacífica y democrática del pueblo de Artsaj (Nagorno Karabagh), reafirmamos nuestro compromiso con la lucha por el reconocimiento de la independencia de la República de Artsaj, que representa el ejercicio pleno del derecho a la autodeterminación de su pueblo, sobre el territorio que habita de forma permanente desde hace más de tres mil años.

Montevideo, 20 de febrero de 2021

Los comentarios no están habilitados en esta entrada