A continuación reproducimos el texto, audio y video publicado por la Presidencia de la República, con relación a la reunión mantenida por el Presidente José Mujica con representantes de las organizaciones de la comunidad armenia del Uruguay, en la Torre Ejecutiva de Montevideo. El Presidente Mujica se refirió a su vínculo con Armenia y los armenios, incluyendo anécdotas de su visita al país del Cáucaso y reflexionó sobre los crímenes contra la humanidad, aceptando integrar la Comisión de Conmemoración del Centenario del Genocidio Armenio.

Mujica llamó a la tolerancia y a eliminar los fanatismos en auge en los últimos tiempos

Respeto a las culturas de los inmigrantes, aceptación de lo diverso y rechazo de los fanatismos son virtudes que Uruguay debe seguir cultivando, dijo el Presidente José Mujica ante representantes de la comunidad armenia, que se prepara para conmemorar los 100 años del genocidio sufrido por ese pueblo. “Este es el país más laico de América Latina y a la vez el que más reconoce tradiciones, religiones y nacionalidades”, añadió.

El Presidente Mujica recibió este martes en su despacho de la Torre Ejecutiva a una delegación armenia, conformada por representantes de partidos políticos, de organizaciones de la sociedad civil y de confesiones religiosas, junto al cónsul honorario en Uruguay, quienes fueron acompañados por la ministra de Turismo y Deporte, Liliam Kechichian, cuya familia es de ese origen.

En el encuentro, Mujica reflexionó sobre los inmigrantes que poblaron Uruguay procedentes de los lugares más variados del mundo, la acogida de la sociedad, los fanatismos que recrudecieron en los últimos años y lo que significó el genocidio armenio, un hecho que a pesar de que este año cumple un centenario es reconocido por pocos países en el mundo.

Cada 24 de abril se conmemora el arresto masivo de unos 300 armenios en Estambul en 1915, que marca el inicio de la matanza de alrededor de un millón y medio de personas, según algunos cálculos históricos, y la deportación de todo el resto de la población de ese origen y de otras etnias de lo que era entonces el Imperio Otomano, sin derecho a recoger bienes y ni siquiera elementos de supervivencia.

Uruguay fue el primer país en el mundo en reconocer y marcar por resolución parlamentaria en 1965 la condena al también llamado Holocausto Armenio, acto que solo 20 años después fue tomado por otros estados. También por resolución legislativa se conmemora esta tragedia mediante un acto oficial desde 2000.

El mandatario uruguayo precisó en el encuentro que los armenios siempre lograron una verdadera integración en el país, sin dejar de cultivar su tradición y sus afectos.

“Los armenios lograron un margen de integración con nuestro país que contribuyó como los núcleos de otras naciones a construir este crisol que se llama hoy ‘pueblo uruguayo’, que pretende ser una humilde síntesis del sufrimiento de Europa, África y parte de Asia, de gente que buscó un poco de esperanza en momentos de desesperación y dejaron su descendencia”.

Sostuvo que este país es el más laico de América Latina, pero se debe sentir orgulloso porque aquí se respetan todas las tradiciones, las definiciones religiosas, los sentires e incluso los pabellones de las distintas nacionalidades.

“Respetar la tradición que traen los inmigrantes es uno de los capitales del país y hay que seguirlo cultivando. Y recordar que el dolor sigue en el mundo, que el hombre sigue haciendo guerras, que no podemos resolver los problemas de la humanidad, pero que siempre deberíamos estar dispuestos a recibir gente que está penando por ahí”, agregó.

Mujica explicó que, a medida que pasa el tiempo y la gente estabiliza su suerte y su acontecer empieza a estar mejor, suele perder la memoria. “Curiosamente estamos más ricos y nos ponemos más egoístas. Es bueno recordarle a los de hoy por qué hay esta mezcla de apellidos, de tradiciones que fue construyendo este país”, dijo.

“En el caso concreto del pueblo armenio, Uruguay tuvo la decisión en su tiempo –que nos enorgullece– de reconocer el genocidio”, algo que aún hoy muchas veces es negado por supuestas razones de estado. “Creo que es una de las causas pendientes que tiene nuestra pobre humanidad”, añadió en relación a los aún escasos reconocimientos de esta masacre.

“No podemos alterar el pasado, pero tenemos que aprender de él y reconocer las barbaridades que los hombres hemos hechos, para que las próximas generaciones no caigan más en esas barbaridades a las que el hombre está expuesto por ser el único animal capaz de tropezar varias veces con la misma piedra”, se planteó el Presidente.

Insistió en la importancia de aprender a convivir, a tolerar y comprender que en el mundo, si no se logra respetar la diversidad, no se puede vivir. “Hay distintos caminos para darnos respuesta a interrogantes trascendentes que nunca tienen respuesta total, pero que son en el fondo la expresión del amor a la vida y no podemos dejar de tenerla, porque así estamos programados”, reflexionó.

Agregó que cualquier núcleo humano cree en algo, “en lo que cree será discutible, pero cree en algo y esa necesidad de creer es inherente a la condición humana”, apuntó.

“Soy de los que piensa que el ser humano es tremendamente utópico, necesita creer en algo que no puede agarrar y eso es formidable”, afirmó.

Mujica les comentó a los visitantes que en unos días grabará el mensaje para la transmisión simultánea por radio y televisión con motivo del aniversario del Holocausto Judío, el día 27 de este mes.

Al respecto aclaró que en esa instancia hablará por todos los holocaustos, “porque están pasando cosas horrorosas en el mundo de hoy y hemos visto un rebrote del fanatismo religioso que le termina haciendo mucho mal a la gente”.

“Noto que Europa anda como desesperada dando palos a ciegas, y esas cosas no terminan en otra que dando más fanatismo. Hay que aprender a vivir con el mundo musulmán y este tendrá que aprender a convivir con el resto de la humanidad. En caso contrario, este mundo se hace inhabitable”, concluyó.

La delegación armenia entregó a Mujica varios presentes típicos de ese país y agradeció el cálido recibimiento.

El vínculo Uruguay-Armenia
La ministra Kechichian, al término del encuentro, dijo que 2015 es un año de alto contenido emocional por los 100 años del genocidio del pueblo armenio, razón por la cual Mujica decidió recibir a este grupo de personas, algo que confirma el fuerte vínculo amistoso existente entre los dos pueblos.

El vicepresidente Danilo Astori visitó en diciembre Armenia, lo mismo que el canciller Luis Almagro y el vicecanciller Luis Porto y la propia ministra Kechichian.

Recordó que Uruguay trabaja en la creación del Museo del Genocidio Armenio, que ya fue aprobado por el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich.

Al tiempo que se creó una comisión de recordación de los 100 años del genocidio.


Vea la galería de imágenes en la web de Presidencia de la República haciendo click aquí.

Vea el video del encuentro en la web de Presidencia de la República haciendo click aquí.